Project Description

Capítulo I

De lo cotidiano a lo mágico

8 de marzo 2021

Capítulo I

De lo cotidiano a lo mágico

8 de marzo 2021

Texto Curatorial

La bruja es cotidiana e inmediata. Existe en las transiciones de la luz, en aquello que nos pasa desapercibido, en corazonadas, escalofríos, reacciones viscerales, premoniciones y otras sensaciones físicas, en pensamientos que van y vienen y en miradas intercambiadas. En este núcleo de la exposición, se manifiestan las dimensiones espirituales de la bruja, así como sus capacidades para jugar y divertirse, y las formas en que habita la memoria, la intimidad, lo frágil y la materia, a través de lo conocido, lo visible, lo “normal”. El arte aquí se percibe como un lenguaje para extraer aquello que existe dentro de nuestros territorios psíquicos, y provee de vocabulario para la intuición, para lo sutil. Las obras formulan y proponen maneras de integrar magia, misticismo y asombro a la vida diaria, invitan a mirar, escuchar y sentir con intención. Nuestros estados psicológicos y las formas en las que nos relacionamos y construimos nuestro habitar, siempre han estado imbuidas de significados espirituales y mitológicos, pero olvidamos que esta información, la cual se mueve en el espacio-tiempo de lo sutil e inmaterial, constantemente altera nuestras percepciones, nuestras acciones. Las obras de Daniela Libertad, Perla Krauze, Lorena Herrera, Clara Sánchez Sala, Chantal Peñalosa, Katri Walker y Ale de la Puente nos invitan a soltar nuestros puntos de referencia para permitirnos ser afectades por el mundo, el visible, el invisible y todo aquello que existe en el intermedio. Como poéticas del espíritu, algunas piezas revelan lo sagrado, los poderes restaurativos de rezos, rituales, festejos y transiciones. Animan y potencian fantasías, ofreciendo información crucial para mediar entre nuestro presente y nuestro pasado. Las artistas integran elementos de la vida cotidiana, y a partir de su yuxtaposición con otros elementos aparentemente ajenos, o descontextualizando objetos, tiempos y espacios crean una diversidad de enigmas, convierten lo ordinario en algo fantástico. Algunas obras recurren al sentido del humor y a la ironía, otras generan rituales y ofrendas; también se cuestionan valores materiales y simbólicos. Las artistas crean espacios en donde truquean, alteran, camuflajean, modifican apariencias, juegan con lo que consideramos “normal” para que reintegremos a nuestras vidas, de una nueva manera, esa normalidad y se potencie la vida. Al resignificar aquello que integra nuestra cotidianidad, convierten nuestras vidas en acontecimientos, en aquello que se sustrae de lo cotidiano y vale la pena convertir en historias. Nos dejan con la pregunta, ¿y qué espacios psíquicos y sagrados somos capaces de inaugurar en nuestras vidas cotidianas? ¿cómo podemos restituir y animar aquello que parece desgastado?

Descargar Texto Curatorial Completo

Texto Curatorial

La bruja es cotidiana e inmediata. Existe en las transiciones de la luz, en aquello que nos pasa desapercibido, en corazonadas, escalofríos, reacciones viscerales, premoniciones y otras sensaciones físicas, en pensamientos que van y vienen y en miradas intercambiadas. En este núcleo de la exposición, se manifiestan las dimensiones espirituales de la bruja, así como sus capacidades para jugar y divertirse, y las formas en que habita la memoria, la intimidad, lo frágil y la materia, a través de lo conocido, lo visible, lo “normal”. El arte aquí se percibe como un lenguaje para extraer aquello que existe dentro de nuestros territorios psíquicos, y provee de vocabulario para la intuición, para lo sutil. Las obras formulan y proponen maneras de integrar magia, misticismo y asombro a la vida diaria, invitan a mirar, escuchar y sentir con intención. Nuestros estados psicológicos y las formas en las que nos relacionamos y construimos nuestro habitar, siempre han estado imbuidas de significados espirituales y mitológicos, pero olvidamos que esta información, la cual se mueve en el espacio-tiempo de lo sutil e inmaterial, constantemente altera nuestras percepciones, nuestras acciones. Las obras de Daniela Libertad, Perla Krauze, Lorena Herrera, Clara Sánchez Sala, Chantal Peñalosa, Katri Walker y Ale de la Puente nos invitan a soltar nuestros puntos de referencia para permitirnos ser afectades por el mundo, el visible, el invisible y todo aquello que existe en el intermedio. Como poéticas del espíritu, algunas piezas revelan lo sagrado, los poderes restaurativos de rezos, rituales, festejos y transiciones. Animan y potencian fantasías, ofreciendo información crucial para mediar entre nuestro presente y nuestro pasado. Las artistas integran elementos de la vida cotidiana, y a partir de su yuxtaposición con otros elementos aparentemente ajenos, o descontextualizando objetos, tiempos y espacios crean una diversidad de enigmas, convierten lo ordinario en algo fantástico. Algunas obras recurren al sentido del humor y a la ironía, otras generan rituales y ofrendas; también se cuestionan valores materiales y simbólicos. Las artistas crean espacios en donde truquean, alteran, camuflajean, modifican apariencias, juegan con lo que consideramos “normal” para que reintegremos a nuestras vidas, de una nueva manera, esa normalidad y se potencie la vida. Al resignificar aquello que integra nuestra cotidianidad, convierten nuestras vidas en acontecimientos, en aquello que se sustrae de lo cotidiano y vale la pena convertir en historias. Nos dejan con la pregunta, ¿y qué espacios psíquicos y sagrados somos capaces de inaugurar en nuestras vidas cotidianas? ¿cómo podemos restituir y animar aquello que parece desgastado?

Descargar Texto Curatorial Completo

Ale de la Puente

Semblanza de la artista
Análisis de las obras

…el primer deseo, 2016

Registro en video HD 9’12” + fotografías sublimadas en aluminio, de una intervención al cielo del Valle de México, recreando un fenómeno astronómico artificial. Helicóptero, control remoto, cable de acero 30 metros y esfera cargada de pirotecnia. Duración de intervención 40 minutos. Fotografía 1: 12 x 16 cm. Fotografía 2: 60 x 34 cm.

De la serie: Un segundo después, 03:45’45” – 03:45’46”, 15:45’45” – 15:45’46”, 21:15’15”-21:15’16”, 2016

Nitrato de potasio, azufre, carbón, semilla de algodón, goma oro, aluminio, magnalium, nitrato de barium, dextrina, borosilicato. 30×40 cm diámetro, 30×35 cm diámetro, 20×20 cm diámetro.

…casi todo un tiempo | Ale de la Puente

…casi todo un tiempo, 2008

Borosilicato, vela, espejo, chapa de madera. Instalación-acción-espacio y tiempo variable. Duración aproximada 10 minutos.

¡Nooooo! 2008

Video instalación silente. 1:1 3’19” en proyección continua.

Chantal Peñalosa

Semblanza de la artista
Análisis de la obra

Los otros días, 2018

Video HD, 9’02”

Clara Sánchez

Semblanza de la artista
Análisis de la obra

La luz esculpe el viento en la cortina, 2020

Tela y cable de acero. Dimensiones variables según la instalación (en este caso, 16 ventanas de 2×2 m/u).

Katri Walker

Semblanza de la artista
Análisis de la obra

Catalina, 2008

HD Video. Instalación con 5 monitores. Duración 33’30”.

Daniela Libertad

Semblanza de la artista
Análisis de las obras
A de Alicia, 2012

7’05”, 16:9 HD PAL.

Alba-Daniela | Daniela Libertad
Alba-Daniela, 2013

Impresión digital, 37 x 50 cm.

O de Oshún (lo lleno se vacía, lo vacío se llena), 2103

Miel de abeja, frascos de vidrio. Medidas variables.

Lorena Herrera Rashid

Semblanza de la artista
Análisis de la obra
Bouquet, 2007

PVC, papel, papel maché. Dimensiones variables.

Perla Krauze

Semblanza de la artista
Análisis de las obras

Empedrado #36, 2020

Piedras de distintas latitudes de México: mármol, pizarra, piedra volcánica, cantera. Dimensiones variables.

Cielo y tierra #18, 2020

Láminas de plomo, agua, obsidiana, pizarra, hilo metálico de alpaca.

Entrevistas

Ale de la Puente

Chantal Peñalosa

Clara Sánchez

Daniela Libertad

Katri Walker

Perla Krauze